Volver a los detalles del artículo Almanaques sí, relojes no. La prolongación de la jornada laboral en la agricultura pampeana, de la última dictadura al “boom” sojero