Volver a los detalles del artículo El gaucho, emblema nacional de la síntesis imposible